jueves, 30 de enero de 2014

GESTIÓN DE LA INFORMACIÓN

Anteayer en facebook, un profesor de lengua y literatura de secundaria apuntaba lo siguiente:
Como mis alumnos pasan de los foros de Moodle, he descubierto que en facebook discuten y aprenden con mis asignaturas. Para ello he creado un grupo y ahí puedo ayudarlos. Previamente los he agregado como amigos para invitarlos al grupo. Pero, ¿alguien sabe la manera de restringir al alumnado los detalles de mi perfil? Son majísimos, pero son mis alumnos, no mis amigos.
Es una reflexión interesante, -problema de configuración aparte-, puesto que la competencia digital no es un fin en si mismo, sino que ha de servir para algo.  
Un amigo contestaba
Lo que yo hago: suelo crear categorías de contactos "clientes", "amigos" "conocidos" "familia" y a cada categoría le doy distintas competencias.
("Me gusta" la respuesta al problema de configuración).
Como profesores, la responsabilidad de atender la competencia digital no está sólo en el conocimiento de utilidades, sino en el uso que se hace de ellas.
Es necesario pero no suficiente el qué y con qué, sino también para qué, teniendo en cuenta el cómo, dónde, con quién, o de quién.
Las herramientas que GOOGLE pone a nuestra disposición en educación son muy útiles tanto para la gestión de la información como para compartirla y discutir sobre ella o realizar trabajos colaborativos.
Pero si hay una que me encanta es Flipboard.  Comparto este interesante artículo en ParaPNTE, de Josi Ayensa.  Creo que tiene un manejo sencillo que permite organizar la información según intereses y compartirla.  La utilizo en el iPad, pero también tengo el botón +Flip it instalado en el portátil.




¿Por qué no preguntamos al alumnado qué utiliza, para qué y cómo lo hace?   Si en la enseñanza partimos de sus conocimientos previos, ¿por qué aquí no?... 
Ahí lo dejo.







No hay comentarios:

Publicar un comentario